Juegos infantiles

Mi mundo mágico de colores

Cuando somos niños, percibimos el mundo de manera diferente: todo es increíblemente maravilloso, nuevo, mágico y lleno de colores, no hay imperfecciones. Cuando nos hacemos padres ocurre exactamente lo mismo y aunque no queramos o se nos resulte difícil, debemos ver el mundo como lo ven nuestros pequeños para ayudarles a crecer y a ser felices. El juego nos permite todo esto al mismo tiempo, crecer, desarrollarnos y divertirnos al máximo, así que, el jugar con tu pequeño le ofrecerá tantos beneficios que podrás estar satisfecho de criar un niño san y feliz, además, a los adultos nos hace falta divertirnos para recordar lo bueno que es vivir.

He aquí ofrecemos una serie de juegos que puedes realizar con tus pequeños:

Juego del escondite
Juego del escondite

Juegos de 0 a 2 años

De 0 a 2 años el cerebro todavía se encuentra en crecimiento, cualquier iniciativa de aprender algo será muy útil.

Escondite

A esta edad puedes jugar al escondite (les fascina porque realmente creen que no los ves) puedes taparte con una sábana y destaparte diciendo “bu”, también puedes esconderte en una pared de la casa y salir repentinamente. Puedes jugar a perseguirlos por toda la casa diciendo “corre, corre” (suele gustarles mucho).

Canciones

Puedes usar ciertas canciones con mímicas para incentivar el desarrollo cognitivo:

  • “Que lindas manitos” es una canción para aprender estar parte del cuerpo, puedes cantar moviendo las manos de un lado al otro. La canción dice: Que lindas manitos que tengo yo, que lindas, que lindas que Dios me dio.
  • “Mi carita” es una canción para reconocer las partes que conforman la cara, dice: mi carita redondita tiene ojos y nariz, mi carita, mi carita tiene una boca para sonreír.

Juegos de 3 años en adelante

De 3 años en adelante los niños ya entienden mucho más conceptos que antes, puedes jugar introduciendo colores, formas, dibujos, animales incluso otros ambientes que no sean la casa. Algunas ideas que te podemos dar:

rompecabezas león
  • Siempre inventa algo nuevo que hacer, rompecabezas, pinturas, desafíos en parques, construir castillos, torres con bloques, armar un juego de memoria ustedes mismos dibujando las fichas, entre otros.
  • Intenta hacer el juego parte de tu rutina, puedes jugar incluso a la hora de comer, bañarse, antes de dormir. En el baño los juegos con pelota son fascinantes, puedes conseguir juguetes acuáticos y meterlos a bañar con tu bebé o hacer pompas de jabón.
  • Haz una guerra de almohada antes de dormir, incluye a todos los miembros de tu familia. Cada día agrega una almohada más o un desafío diferente, por ejemplo guerra de almohadas saltando, corriendo, gateando, como mudos, entre otros.

Deja un comentario